Trabajo Duro ¿para qué?

trabajar

¿Te has percatado que vivimos en un mundo de mentiras?

Confiamos en lo que otros nos dicen o prometen, creyendo que nos darán la clave para nuestro bienestar económico.

¿Y qué pasó?…

Pues que cantidad de personas están increíblemente endeudadas, después de haber pasado años de su vida estudiando para finalmente tener un empleo en el que apenas les alcanza para cubrir sus gastos más básicos.

Todo esto, sin tener tiempo libre ni poder dedicarse a lo que verdaderamente les apasiona.

Personas que se creyeron el viejo cuento de hadas de que estudiando, buscando un trabajo “seguro” y trabajando duro toda su vida iban a llegar a ser felices luego de la jubilación.

Sin embargo en no pocos lugares la jubilación hoy se ha convertido en la puerta de entrada de la clase media a la clase baja.

La verdad es que el mundo ha cambiado, las oportunidades que antes tuvieron nuestros padres y abuelos, simplemente se han ido para siempre.

Para triunfar en el mundo de hoy necesitas un conjunto completamente nuevo de habilidades e información.

El año 2000 se considera como el punto de inflexión entre la vieja era industrial y la nueva era de la información. Las reglas del juego han cambiado. Las personas que juegan con las reglas viejas, pierden; quienes juegan con las nuevas reglas, ganan. El salvoconducto para la supervivencia tanto moral como material es: conocimiento y conciencia.

¿Acaso nadie se da cuenta de esto?

Sigo escuchando a personas que viven quejándose de que trabajan muy duro y sin embargo sus ingresos económicos van por la escalera mientras los de otros van por el ascensor.

Reflexionemos juntos al respecto ¿trabajo duro = éxito financiero? Claro que no, trabajar duro no sirve de nada, si:

·         No amas lo que haces. (Encuentra tu pasión)

·         No tienes bien claro lo que estás haciendo y el por qué de tus acciones.

·         No ayudas a que otros sean felices o exitosos.

Y por supuesto, es importante la calidad y la estrategia que utilices mientras trabajas duro y le eres fiel a tu propósito de vida.

Un sabio me dijo: “no pierdas tu tiempo hablándome de la magnitud de tu trabajo si no has conseguido resultados extraordinarios…”

Ahora bien, no entiendo cómo esas personas que se quejan de su trabajo, del salario que reciben o del jefe que tienen, día tras día las veo regresar al mismo lugar de siempre.

La mayoría de la gente realiza trabajos esencialmente sin sentido para ellas. Cuando se jubilan, esa verdad les cae encima como una losa.

Brendan Francis

Tienes que conocer tu oficio y amar lo que haces o nunca serás exitoso, sin importar cuál sea tu ocupación.

Si lo haces, trabajarás más duro, te esforzarás más, lo harás mejor y disfrutarás más de la vida.

Una persona que no disfruta lo que hace puede considerarse un desempleado más. Clic para tuitear

Por otro lado, si piensas que lograr el éxito financiero es cuestión de trabajar duro, puede que estés dejando de lado tu capacidad de innovar, diseñar y llevar a cabo estrategias triunfadoras de alto impacto y poco esfuerzo.

Alerta!!!, no te estoy afirmando que una vida abundante se gana sin esfuerzo, pero si al esforzarte notas que tus ingresos no crecen, en realidad es a tu cerebro al que le ha faltado trabajar muy duro para que esos ingresos crezcan.

Y es que por la otra cara de la moneda:

Hay personas tan perezosas, que la pobreza no tarda en alcanzarlos Clic para tuitear

Toma nota: Cuánto más tiempo pases trabajando duro sin darte cuenta, más difícil te será adquirir verdadera riqueza, hasta que finalmente te sea literalmente imposible.

También es cierto que si trabajas duro, puedes tener más éxito que alguien con un gran coeficiente intelectual o una maestría en Administración de Negocios.

¿Recuerdas la historia mi amigo Actitud?

 Hay personas que simplemente no terminan sus estudios, pero se enfocan en sus metas y nunca se rinden.

Estas trabajan muy duro en aquello que realmente aman y terminan siendo más exitosas que los “genios” de la universidad.

Hay muchísimas personas que poseen un gran talento y no conocen el éxito.

El trabajo duro le gana al talento cuando el talento no trabaja duro Clic para tuitear

Hoy los licenciados saben más que nunca y ganan menos que antes… Una buena educación académica es necesaria pero no garantiza el éxito financiero.

Es tiempo de que conozcas los cuatro puntos cardinales del trabajo e identifiques en cuál estás en este preciso instante:

  • Norte: Personas que aman su trabajo y aman sus ingresos.
  • Sur: Personas que detestan su trabajo y detestan sus ingresos.
  • Este: Personas que detestan su trabajo pero ama sus ingresos.
  • Oeste: Personas que aman su trabajo pero detestan sus ingresos.

¿Estás en la dirección correcta?

Si tu respuesta es –No-, tienes dos alternativas:

  1. Puedes seguir haciendo lo mismo y ya sabrás como terminará tu vida o,
  2. Puedes abrir los ojos, cambiar tu comportamiento y comenzar a hacer algo ahora mismo que tienes el tiempo.

Presta atención:

Vivimos en la era de las oportunidades, tienes el conocimiento y la tecnología a tu alcance, aprovéchalas. Hoy trabajar duro no sirve de nada, mejor trabaja inteligentemente y asegúrate de aportar valor a esta generación y la siguiente.

Trabaja enfocado en el beneficio de la sociedad, no en el de un jefe o empleador.

Si no trabajas por tus sueños alguien te contratará para que trabajes por los suyos.

Steve Jobs

La siguiente interrogante que es exclusiva para ti:  ¿Cuál es tu propósito de Vida?

Ahora puedes Comentar o Compartir.

Feliz día.

¿Y tú qué opinas?