No digas más: -No tengo tiempo-

no-tengo-tiempo

¿Cuántas veces has dicho o escuchado la sugerente frase: -no tengo tiempo-?

Lo cierto es que para muchos resulta un orgullo ser vistos como los más atareados del grupo (o al menos eso pretenden darnos a entender), cuando en realidad se engañan a ellos mismos.

Otros utilizan la frase para evadir responsabilidades o tareas que no desean realizar.

Y qué decir de los que pasan el día haciendo un poco de todo, para al final del mismo percatarse que no han realizado nada de nada.

Siéndote sincero, yo pertenecía a este último grupo hasta hace algunos años.

No hay dudas de que al decir –no tengo tiempo-, estamos hablando de una excusa socialmente aceptada. Pero te propongo que a partir de hoy olvides esa frase, y te explicaré por qué.

Tiempo es vida, no lo olvides, de ahí el título de este artículo.

Cuando estás vivo a diferencia de cuando estás muerto, lo que tienes es tiempo. Así que cada vez que dices -no tengo tiempo- estás afirmando además que no tienes vida y eso no es nada bueno.

Imagen tener tiempo es tener vida

Responde: ¿Te gustaría tener más tiempo? Si tu respuesta es que Sí, es una lástima, pero debo decirte que no puedes tener más tiempo.

Toma nota: El único recurso que jamás te sobrará ni te faltará es el tiempo.

Imagina que te levantas bien temprano en la mañana y comienzas a realizar tus tareas cotidianas.

Al final del día, justo antes de irte a la cama, te cuestionas que no has tenido suficiente tiempo porque te quedaron tareas por terminar y eso te hace sentir mal.

Lo primero que debes tener claro es que todos disponemos de las mismas 24 horas, ni más ni menos.

Si no realizaste todo aquello que realmente necesitabas hacer, fue porque no gestionaste bien tus prioridades y a lo mejor pasaste gran parte de tu tiempo haciendo cosas que no eran realmente importantes.

No puedes gestionar ni bien ni mal tu tiempo, pero si tus prioridades Clic para tuitear

Para poder gestionar bien tus prioridades es importante que tengas claro cuál es tu propósito de vida, ya sea estar durmiendo la siesta o trabajando en tus proyectos personales.

Si no tienes claridad en tu propósito, si no sabes para qué quieres realmente el tiempo, dudo que puedas aprovecharlo adecuadamente.

El tiempo es un recurso que nos ha sido otorgado a todos para llevar a cabo nuestros objetivos de vida y algunos ni siquiera se han detenido a pensar en ello o peor aún, hay quienes se pasan toda su vida trabajando en los propósitos de otras personas.

Espero que no sea tu caso y si lo es, estás a tiempo de cambiar.

“Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de otra persona.”

Steve Jobs

Te invito a probar levantarte cada mañana diciendo: -TENGO TODO EL TIEMPO DEL MUNDO-, grítalo bien fuerte.

Sentirás una sensación diferente, luego enfócate en ocupar tu día en aquellas tareas que aporten a tu propósito de vida.

Recuerda que todo lo que haces en el día parte de una elección personal, así que elige hacer lo que consideres realmente importante.

Toma nota: Invierte bien las horas que te regala cada día.

Y para que inviertas tu tiempo sabiamente, más adelante te daré consejos prácticos para que desde hoy mejores tu relación con el tiempo.

Otro asunto importante, no utilices la frase -no tengo tiempo- como excusa si no quieres ir algún sitio o no quieres realizar determinada tarea.

La próxima vez que te veas en una situación incómoda no te engañes a ti mismo diciendo –no tengo tiempo-. Es preferible que seas sincero y digas que no te interesa o quédate callado.

No existe falta de tiempo, sino de interés. Clic para tuitear

¿Has notado que el tiempo te pasa lentamente?, si tu respuesta es –SI-, es probable que también hayas sido víctima del efecto “resultados al instante”, el cual se observa con facilidad en las películas.

Y es que cuando se trata de obtener beneficios o resultados favorables, por ejemplo, obtener el SI de la pareja anhelada o recibir los frutos de emprender un nuevo proyecto, nos motiva la idea de poder ver los resultados de la noche a la mañana sin tener en cuenta que hay procesos que requieren de mediano o largo plazo.

Toma nota: Aprende a ser paciente, la evolución del hombre tardó millones de años y aun no ha terminado.

Imagen ser paciente

Qué te parece si tomamos nota de unos cuantos…

Consejos que valen TIEMPO:

  • Mantén ordenada tanto tu vida física como online. Mantener tus pertenencias organizadas o tu bandeja de correos ordenada por carpetas, te ayudará ahorrar tiempo.
  • Llévalo todo a listas. Es costumbre llevarlo todo agendado en la cabeza, lo que crea una sensación de desorden y termina por jugar malas pasadas. Utiliza una agenda o tu móvil y toma nota.
  • Elimina los ladrones de tiempo (algo que te exige mucho y te da muy poco). Nos encantan los ladrones de tiempo, porque nos entretienen. Suelen estar en tareas rutinarias, identifícalos y observa que te dan a cambio. Consejo, no revises el Facebook, ni el email a primera hora de la mañana a menos que tu trabajo lo requiera.
  • Elimina las distracciones. Uno de los principales problemas que existen hoy en día es la falta de concentración. Si has comenzado a realizar alguna tarea, mantente alejado de las distracciones (teléfono móvil, otras personas, correo personal, redes sociales, etc.) y enfócate.
  • No trabajes por tiempo, sino por objetivos. Si estás en un centro laboral de 8:00am a 5:00pm y estás consciente de que puedes terminar tu trabajo en menos tiempo, intenta hacerle a tu jefe una propuesta de valor en función de objetivos cumplidos y así podrás aprovechar el tiempo restante en otras actividades importantes.
  • Reduce a la mitad el tiempo inicial previsto para realizar cada tarea. Simple, si le has asignado cuatro horas a una tarea, solo debes ajustar nuevamente tu reloj a solo dos horas. Si realizas este ejercicio, te prometo que podrás hacer lo mismo en menos tiempo.
  • Primero planifica y luego ejecuta. Dedica 5 o 10 minutos antes de irte a la cama a organizar tus tareas del próximo día. Asígnales un orden de prioridad según su importancia y asegúrate de realizarlas en las primeras horas de la mañana.
  • Aprende de los errores ajenos para ahorrar tiempo. Equivocarse y volver a empezar está muy bien, sólo que consume enormes cantidades del único recurso que jamás nos sobrará a ninguno de nosotros: el tiempo.
  • Hazte rico, -Si- y no lo dudes, una vez que dejes de ver al dinero como un problema, podrás utilizarlo en función de aprovechar mejor el tiempo.

Ten en cuenta que mientras no pongas en práctica los consejos que te he dado, otros comenzarán a invertir mejor su tiempo y tendrán bien organizadas sus prioridades. ¿Qué esperas?

¿Quieres continuar invirtiendo sabiamente tus horas del día?

Aprovecha y Subscríbete ahora mismo.

Te espero!!!

¿Y tú qué opinas?