6 Reglas de Oro para un Negocio Exitoso en el Siglo XXI

negocio-exitoso-reglasLas cualidades que hemos tratado en el artículo 8 Cualidades que Debes Desarrollar para Triunfar en tu Negocio son importantes para sacar adelante cualquier negocio, incluso se pueden aplicar a tu vida personal. Es conveniente desarrollarlas con precisión para triunfar.

Pero hoy vamos un poco más allá, vamos a tratar las 6 reglas de oro que se necesitan para tener un negocio exitoso.

1. No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy

Esta es una regla tan antigua que a menudo se desecha y no se le da importancia. Sin embargo no son pocas las personas que han alcanzado el éxito, siguiendo esta famosa regla.

Cuando tengas entre tus manos un asunto, sea tuyo o ajeno y veas que lo puedes terminar pronto, no lo dejes hasta que lo termines. Si falta poco para que finalice el día, da igual, termínalo y no dejes nada pendiente para otro día.

Una cosa terminada vale más que veinte a medio hacer Clic para tuitear

Asegúrate de que tus prioridades diarias queden terminadas. Que todo quede limpio y organizado y que los asuntos pendientes sean resueltos. Al finalizar el día toma unos minutos para realizar la planificación del día siguiente. (Ver mini hábito número 4)

Quita de tu diccionario la palabra “después”. Cuando tengas que hacer algo, hazlo inmediatamente.

Si por tu mente se cruza alguna idea que pueda ser el fundamento de un negocio, no la elimines, apúntala y tan pronto como tengas un tiempo libre; estúdiela y revísela.

2. Todo lo que hagas, hazlo bien

Debes ser excelente cuando tengas que realizar cualquier trabajo. Que el resultado se vea bien, que sea lo esperado o mejor, que no falte ni el menor detalle. Debes ser un artista en hacer bien las cosas.

Los negocios se pierden por los detalles pequeños no por los grandes Clic para tuitear

Si todas las partes pequeñas de tu negocio las haces bien, el negocio por consecuencia tiene que salir bien. Cada descuido será un estorbo en tus objetivos.

3. Atiende una sola cosa a la vez, no seas multitarea

Cuando tengas varias tareas por hacer, comienza por una sola hasta terminarla. Ve realizando una a la vez hasta que todas estén culminadas; pero no quieras emprenderla por hacer dos o tres cosas a la vez porque no harás nada bueno.

Hacer muchas cosas a la vez debilita tu atención y tus fuerzas. Tienes que enfocarte en una sola cosa y dedicarle toda tu atención. Verás que bien queda.

4. Cuida el detalle para tener un negocio exitoso

El detalle en cualquier negocio es la parte más pequeña, la que piensas que no tiene importancia.

Sin embargo, tú no compras frutas en un puesto que tenga moscas, cucarachas o donde te ofrezcan basura en forma de mercancía. O tú mismo, si andas sucio y mal vestido, seguro notas que los clientes no quieren saber de ti.

Así que no descuides los detalles, los gestos, las acciones que pueden provocar que los clientes se sientan mal en tu negocio.

El buen negociante siempre está pensando en el detalle, pues los negocios, como te escribí en párrafos anteriores, no se pierden por causas grandes sino por las pequeñas.

5. Anúnciate

¿Quién puede adivinar lo que vendes o lo que sabes hacer, si no se lo dices a nadie?

Anúnciate de todas las maneras posibles, no esperes que otro te anuncie. El mayor interesado en anunciarte eres tú mismo. No te entierres, date a conocer.

Hay cientos de formas de anunciarte, desde ir por la calle gritando a los cuatro vientos a que te dedicas, hasta poner anuncios en periódicos, revistas, radio, televisión o internet. La globalización de la información te ayudará a llegar a tu público objetivo más rápido.

6. Al enfermo lo que pida

Tienes que complacer a tus clientes. Tendrás que entrenar tus sentidos y tu inventiva porque muchos no se conforman con lo justo sino con algo más y para eso debes saber cubrir las apariencias.

Fíjate en lo que piden tus clientes y eso te mostrará el camino que debes seguir para llegar al fin que te propones. Una idea que quiero que te lleves porque la he sufrido en carne propia es la siguiente.

Si ves que una persona por cuestión de economía le conviene comprar un producto barato y esta se decide por un producto más caro, pues al enfermo lo que pida, que, si no se lo vendes tú, va y se lo compra a otro.

Toma nota de estas 6 sencillas reglas de oro, modifícalas a tu gusto, perfecciónalas y luego regresa por acá y me cuentas en un comentario que tal te fue.

★★★★★

Ya falta poco para el lanzamiento del Manual de Emprendimiento Digital, aquí tienes un adelanto. Disfrútalo!!!

Ir a descargar

Un placer compartir experiencias contigo.

Nos vemos Rumbo al ÉxitosinCer0

¿Y tú qué opinas?