2 Estilos de vida: mentalidad de ricos y pobres (+Infografía)

mentalidad-de-ricos-vs-pobresVale, vale, “los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres”, pero:

¿Qué secretos esconde tal afirmación?

¿Qué conocen, buscan o hacen las personas de mentalidad ricas a diferencia de las pobres?

Llegó la era de la información y con ella se volvió viral el mensaje: “Hay oportunidad de riqueza para todos”.

Así que no dudé en comprar el paquete publicitario completo, me puse mi sombrero de Indiana Jones y salí en busca de mi tesoro, sin mapas, sin herramientas y sin estar seguro de hacia dónde iba…

¿Acaso te suena familiar esta historia?

Pues te cuento que de esa aventura nació el Equipo de Coaching Personal ECO, con el objetivo de brindarte herramientas útiles y ser ese mapa que te dice hacia dónde ir, siempre con la libertad de que seas tú, quien cree su propio camino rumbo al ÉxitosinCer0.

Hoy es un gran día, así que aprovecho para compartir contigo una de esas poderosas herramientas que encontré en mi travesía.

Se trata de algunos de los  “Secretos de la mente millonaria” cortesía T Harv Eker.

Toma nota: Tus ingresos solo pueden crecer hasta donde seas capaz de hacerlo TÚ.

El dinero es un resultado, como también lo son la riqueza, la salud, las enfermedades o tu peso corporal. Vivimos en un mundo de causas y efectos.

La falta de dinero no es nunca, jamás, un problema. La falta de dinero es el efecto, pero ¿cuál es la causa? 

 Lo cierto es que tu mundo interior crea tu mundo exterior.

Lo que no se ve a simple vista, crea lo que se ve. Clic para tuitear

Eso significa que si eres un árbol y quieres obtener mejores frutos, tendrás que modificar tus raíces.

-Si quieres cambiar lo visible, antes deberás cambiar lo invisible.-

De ahí que no importa nada de lo que sepas, aprendas o hagas; si tu patrón financiero subconsciente no está programado para el éxito, estás a un paso del fracaso.

Tu mente es tu factor principal para crear tu situación o resultados financieros.

Cada pensamiento te acerca a la abundancia o te aleja de ella, así que ten cuidado con lo que piensas.

Tus pensamientos definen tus resultados y siguen la siguiente secuencia para lograrlo:

Pensamientos –> Emociones –> Acciones –> Hábitos –> Resultados Clic para tuitear

Y por si fuera poco, estamos condicionados y con el paso del tiempo nos damos cuenta que ese condicionamiento no es quien somos en realidad, sino quien aprendimos a ser.

Nos damos cuenta que:

  • No somos la grabación, sino la grabadora.
  • No somos el contenido del vaso, sino el vaso mismo.
  • No somos el software, sino el hardware.

Somos el resultado de las creencias e información de otras personas. La buena noticia es que esas creencias pueden ser modificadas o eliminadas.

Por otro lado, debes tener claro que si tu motivación para adquirir dinero procede de una raíz no productiva como miedo, rabia o la necesidad de demostrar al resto lo que vales, el dinero nunca te reportara felicidad.

Has que tu vida valga la pena y a partir de este momento, Toma nota:

Mentalidad rica: Yo creo mi vida

Mentalidad pobre: La vida es algo que me sucede

La personas con mentalidad pobre por lo general:

  • Viven de la culpa: Se enfocan en ver cuántas personas y circunstancias pueden apuntar con el dedo sin señalarse a ellos mismos.
  • Viven Justificándose: Se la pasan justificando o racionalizando su situación, con frases como: “el dinero no es importante”

Toma nota: El dinero es extremadamente importante en las áreas en las que funciona y extremadamente poco importante en las que no.

  • Viven de quejas: Se centran en lo que va mal y como resultado obtienen más de lo mismo. Sin duda alguna la justificación y las quejas son como las pastillas: alivian el estrés del fracaso.

Quejarte es lo peor que puedes hacer por tu salud o tu abundancia.

No te quejes, MOTIVA Clic para tuitear

  • Se hacen pasar por víctimas, para llamar la atención: La gente que vive para llamar la atención tiende a cometer el error de confundir amor con atención y terminan complaciendo a todos.

Cuidado!!!, la energía negativa es infecciosa.

Toma nota: Tú creas tu riqueza, tu no riqueza y todos los estados intermedios.

Cada vez que te culpas, te justificas o te quejas, estás degollándote financieramente hablando.

Este es tu momento: Haz un informe diario de una cosa buena y otra mala que te haya sucedido. Después pregúntate cómo has creado cada situación y cuál es tu responsabilidad en las mismas.

Mentalidad rica: Juega para ganar

Mentalidad pobre: Juega para no perder

Las personas con mentalidad pobre juegan al juego del dinero a la defensiva en lugar de la ofensiva. Su principal preocupación es la supervivencia y la seguridad, en lugar de crear riqueza y abundancia.

Este es tu momento: Anota dos objetivos económicos que demuestren tu intención de crear abundancia.

Mentalidad rica: Se compromete a ser rica

Mentalidad pobre: Desearía ser rica

La razón número uno por la que la mayoría de la gente no obtiene lo que quiere es porque ni siquiera saben lo que quieren.

Nadie ha dicho que la abundancia se alcanza de la noche a la mañana, se requiere de enfoque, valor, conocimientos y pericia, requiere de esfuerzo, de actitud para no rendirse nunca y una disposición mental de riqueza.

Si no estás completo, total y verdaderamente comprometido con crear abundancia, es muy probable que no lo consigas.

Examen de compromiso:

  • ¿Estás dispuesto a trabajar más de 12 horas del día?
  • ¿Estás dispuesto a trabajar los 7 días de la semana y renunciar a la mayoría de tus fines de semana?
  • ¿Estás dispuesto a sacrificar tus actividades recreativas y pasatiempos?
  • ¿Estás dispuesto a arriesgar tu tiempo, energía y capital inicial sin ninguna garantía de devolución?

Si has respondido con seguridad que –Sí- a la mayoría de las preguntas, no te detengas, el sacrificio es grande pero la recompensa será aún mayor.

Este es tu momento: Escribe un párrafo corto explicando por qué es importante para ti crear riqueza

Mentalidad rica: Piensa en grande

Mentalidad pobre: Piensa pequeño

Si ya tienes la posibilidad de pensar, asegúrate de que sea en grande.

No hay nada de malo en que seas una persona ambiciosa si tus objetivos están enfocados en el bienestar o en aportar valor al resto.

Te recuerdo que el desarrollo de la humanidad, hasta el día de hoy, ha sido gracias a personas con metas y propósitos de vida ambiciosos.

Ten en cuenta que tu vida no depende solo de ti. Es importante lo que aportas a otras personas.

Si quieres ser más feliz debes utilizar tus talentos o habilidades al máximo y ponerlos a disposición de todos.

Este es tu momento: Anota tus talentos naturales y piensa en cómo y dónde puedes utilizarlos para servir a la mayor cantidad de personas posibles.

Mentalidad rica: Se centran en oportunidades

Mentalidad pobre: Se centran en obstáculos

Las personas de mentalidad pobre se la pasan pensando en lo que va mal o podría ir mal. Esperan el fracaso, carecen de confianza en sí mismos y en sus capacidades.

Piensan que si las cosas no salen bien sería catastrófico, por eso nunca están dispuestos a arriesgar.

Así que enfócate en el beneficio de obtener tus metas y no los riesgos.

Confía en tu éxito, hazte responsable de los resultados de tu vida y actúa según la disposición mental: – funcionará porque yo haré que funcione-.

No esperes a que llegue la oportunidad y sal ya a buscarla, antes que otro la tome por ti o desaparezca.

Preparen, Fuego y Apunten: Prepárate lo mejor que puedas en el menor tiempo posible y pasa a la acción, después, ve corrigiendo por el camino.

Es de locos pensar que puedes saber todo lo que sucederá en el futuro. Como también es engañoso creer que puedes prepararte y protegerte para todas y cada una de las circunstancias que algún día podrían llegar a ocurrir.

La acción siempre derrota a la inacción. Clic para tuitear

Un dato más, no basta con estar en el lugar adecuado y en el momento justo. Tienes que ser la persona adecuada, en el lugar adecuado y en el momento justo.

Este es tu momento: Entra en el juego. Comienza tu proyecto ahora, con lo que tengas. Céntrate en lo que tienes, no en lo que no tienes.

Mentalidad rica: Admira a otra gente rica

Mentalidad pobre: Le molesta la gente rica y próspera

Hay personas que miran el éxito de otras personas con resentimiento, celos o envidia.

Ven mal que alguien quiera crecer económicamente y prefieren criticar, burlarse o están pendientes del más insignificante incidente para rebajarlos a su mismo nivel.

Si la riqueza de esa persona se obtiene como resultado de objetivos nobles, de ayudar y brindar valor a otros.

¿Qué hay de malo en ello?

 ¿Acaso las empresas no cuentan también con un programa de crecimiento económico constante?

No rechaces el éxito de otras personas o te estarás alejando de tu propio éxito. Si lo haces, en tu mente reinará la idea de  que no puedes ser una persona abundante porque la gente te va a despreciar del mismo modo en que lo haces.

Además si te molesta lo que tiene la gente, de ningún modo podrás tenerlo.

Toma nota: Tus opiniones no influyen en la felicidad de la gente rica, pero si en tu felicidad y abundancia.

Este es tu momento: Aplaude el éxito alcanzado por personas de bien y bendice aquello que quieras.

Mentalidad rica: Se relaciona con personas positivas y prósperas

Mentalidad pobre: Se relaciona con personas negativas y sin éxito

Mantente alejado de las malas noticias.

Identifica las personas negativas de tu vida y opta por estar menos tiempo en su compañía. No te molestes en hacer que estas personas cambien. Eso no te corresponde a ti.

Sé un modelo de referencia, da lo mejor de ti, se próspero, se feliz y entonces, tal vez, vean luz en ti y necesiten un poco de energía positiva, que también es contagiosa.

Ante la luz, la oscuridad se disuelve. Clic para tuitear

Reúnete con campeones y aprende de ellos. Copia su modelo de éxito y no intentes reinventar la rueda.

Te aseguro que si emprendes las mismas acciones y tienes exactamente la misma disposición mental, será alta la probabilidad de que obtengas exactamente los mismos resultados.

Si de verdad quieres tocar a una persona rica. ¡Conviértete en una!

Mentalidad rica: Es más grande que sus problemas

Mentalidad pobre: Es más pequeña que sus problemas

Las personas de mentalidad pobre harán cualquier cosa por evitar problemas. Temen asumir retos por eso apuestan por lo “seguro”.

El secreto del éxito no es tratar de evitar los problemas ni deshacerse de ellos; tampoco debes acobardarte ante ellos.

El secreto es crecer tú de forma que seas más grande que cualquier problema.

Toma nota: Si tienes un gran problema en tu vida, significa que estás siendo una persona pequeña.

¿Cuál de los siguientes tipos de persona se corresponde contigo? Déjame tu respuesta en los comentarios.

  • Se orientan hacia las soluciones, emplean su tiempo y su energía en adoptar estrategias y planificar las respuestas que deben dar a los desafíos que surjan, así como crear sistemas para asegurarse de que ese problema no se vuelva a producir.
  • Están orientados hacia los problemas. Gastan su tiempo y energía quejándose, muy raras veces se les ocurre algo creativo para resolver el problema. Normalmente tampoco hacen nada para asegurarse de que no vuelva a suceder.

Mentalidad rica: Son excelentes receptores

Mentalidad pobre: Son malos receptores

Seguro has escuchado el refrán: “Es mejor dar que recibir.”

Y aprovecho para preguntarte ¿qué es mejor frio o calor, dentro o fuera, izquierda o derecha?

Dar y recibir son dos caras de la misma moneda. Por cada persona que da, hay una que recibe, es la ley del 50/50.

Resulta que hay personas que son buenos dando pero no recibiendo.

Por otro lado, ¿cómo te sientes cuando das? Estoy convencido que bien.

Pero ¿qué sucede cuando das y la otra persona no quiere recibir? Seguro crees que algo no está bien.

Y es que si no estás dispuesto a recibir, estas arrancando de ti a quienes quieren darte. Le niegas el gozo de dar y por lo tanto se sentirán fatal.

Para empeorar las cosas, cuando no estás dispuesto a recibir plenamente, envías un mensaje de rechazo al universo y a la hora de repartir es probable que no te tenga en cuenta.

Debes estar dispuesto a recibir, así que:

Imagen levanta tus brazos y recibe

Mentalidad rica: Eligen que se les pague por resultados

Mentalidad pobre: Eligen que se les pague según el tiempo empleado

No hay nada de malo en obtener un sueldo fijo, a menos que se interfiera en tu capacidad de ganar lo que mereces.

El problema está en que, generalmente, interfiere.

Hay gente que por lo general prefiere que se le pague un sueldo fijo. Necesitan la seguridad de saber que está entrando la misma cantidad de dinero en exactamente el mismo tiempo.

De lo que no se dan cuenta es que esa seguridad tiene un precio, y el costo es,  la riqueza.

Toma nota: Vivir basándose en la seguridad es vivir basándose en el miedo.

En el mundo financiero las recompensas son generalmente proporcionales al riesgo.

La persona abundante cree en sí misma, cree en su valor y en su capacidad de entregarlo. La gente pobre, NO, por eso necesita garantías.

Consejo: – Jamás pongas techo a tus ingresos.-

Infografía hábitos de ricos y pobres

 

Por último y no menos importante.

 -Me encantaría saber tu opinión del artículo: ¿tienes alguna duda o sugerencia?-

En la era de la información las personas abundantes no son las que más tienen, sino las que más comparten.

Si crees que este artículo puede servir a más gente:

¿Me ayudas a llegar a ellos Compartiendo en  Facebook,  Twitter o tus contactos por correo (e-mail)?

Gracias por tu tiempo.

6 personas han opinado...

  1. excelente artículo, la parte mas importante creo que es cambiar de mentalidad, disciplina, buenas constumbres y hábitos, poner manos a la obra porque el reloj sigue caminando

  2. Buen papel que va explicando claramente las diferencia de una mente millonaria o rica y entregando ” mensajes” después de cada idea.

¿Y tú qué opinas?